Parish Office &
Mailing Address:
13 North Main Street
Lambertville, NJ 08530

Church Location:
44 Bridge Street
Lambertville, NJ 08530

St. Agnes:
South Main Street
Stockton, NJ 08559

Office Hours:
Monday - Thursday
9:00am - 2:00pm

Phone:
(609) 397-3350

Fax:
(609) 397-8713

ParishGivingLogo200

facebook-32x32

Name

Latest News

Bishop announces spiritual renewal of the diocese through consecration to Mary

 

NOTE: The following letter was published in the October 4, 2018 edition of The Catholic Spirit, the official newspaper of the Diocese of Metuchen.

Dear Brothers and Sisters in Christ,

I write to you with a sense of great joy. Lately, as you know, the majority of my communication has been needed responses and updates to the many sad and tragic revelations related to sex abuse. Indeed, we must continue in vigilance to be sure never to allow such painful events to ever be repeated. Sexual abuse of anyone and cover up by bishops is a clear and definite departure from the Gospel of Jesus Christ. I remain committed to all that is required to have an environment as safe as possible so that the sure proclamation of the Gospel may go forth. Our words and deeds must match for genuine renewal.

However, today I announce to you a spiritual renewal of our whole diocese that I have discerned as critical and necessary for our walking together into the light of God. You see, when I first arrived here two years ago, I set out to get to know you as quickly as I was able. In my first year, I was able to visit all 90 parishes; sometimes more than once. I also visited our schools, Catholic Charities, nursing homes, prisons and our hospital. I spent time meeting with our clergy, too. In deanery gatherings with our priests, I began to hear a recurrent theme that I would summarize as a need for renewal. I sensed the most urgent need that our people and priests are longing for was “more.” The “more” that we long for as Christians is greater union with God, and a deeper friendship with Christ. We long to be reunited with God who made us. Of course, the pathway that leads to that union is our commitment to discover more and more who God is, and not only to know Him, but also to grow in personal friendship with His Son, Our Lord Jesus Christ. Ultimately, our relationship with the Lord Jesus is a commitment of our whole life. In this arrangement, we are rightly called “disciples.” We now so frequently speak of our common vocation as being “missionary disciples,” friends of Christ who share His love with others we encounter - family, friends, strangers.

There is no better guide and no better intercessor to help us on that road to discipleship than the Blessed Virgin Mary. It was through Mary that Jesus was brought into the world the first time. It has long been the instinct of the Church to turn wholeheartedly to the Blessed Virgin Mary in order to discover Christ and “to do whatever He tells us.” With the needs of our diocese in mind, I have discerned that our renewed awakening and deepening our relationship with Christ will be entrusted to Mary. I have chosen her title of Our Lady of Guadalupe, since it was in 1531 that she appeared in our western hemisphere in Mexico, when much of the U.S. was part of New Spain, when Texas and California were part of Mexico. Hence, Mary didn’t appear only in Mexico, she appeared in the U.S. too. Her presence at that time was the catalyst of incredible conversion. In the subsequent 10 years, nine million native people accepted Jesus Christ. Today, the image of herself that she left behind still inspires many conversions, healings and miracles. Pope St. John Paul II has called Our Lady of Guadalupe the “Star of the New Evangelization” and the “Patroness of the Americas.” We need, at this time in our diocese, a supernatural intervention and recommitment to Christ!

In order that our entire diocese may enter an intense period of spiritual renewal, I am directing that this upcoming year, beginning on December 12, 2018 and concluding on December 12, 2019 will be a time of preparation for a consecration to Jesus, through the powerful intercession of Our Lady of Guadalupe. I will consecrate our diocese on December 12, 2019 to Our Lady of Guadalupe with a particular expectation; namely, that after having been renewed and awakened in faith, that each and every heart in our parishes would be on fire for her Son, Jesus Christ. And, in doing so, that a new great wave of evangelization would spring from our parishes and institutions. I am personally inviting each person in our diocese to set out with a new sense of hope and expectation. God wants to do great things with us and through us. As I wrote in my pastoral letter Lighting a Fire in the Heart of our world, “I want us to become kindling so that we might be set on fire by the Holy Spirit.”

I am deeply convinced that without reliance on the supernatural power of God’s grace, the way that Our Lady shows and embodies, we will not be able to meet the challenges of our times. However, with the power of God’s grace and with open hearts, our lives, our families, our churches, our diocese will indeed become a beacon of hope: We will be salt and light, the city set on a hill.

As we prepare for this time of intense preparation for a personal and communal consecration, you will have many opportunities to learn and discover more. Each parish will have a dedicated “ambassador” to assist your pastor in bringing to life the message and opportunities that will assist you in the spiritual process. There will also be regional and diocesan events to take part in that will urge us on to give ourselves more wholeheartedly to Jesus through Mary. It is my hope that our preparation will be marked by an increase in prayer, personal and communal, along with times of Adoration of the Blessed Sacrament, preaching, teaching and more frequent opportunity for the sacrament of Reconciliation.

I urge you to stay alert in the coming weeks as our diocese prepares to launch this year of renewed graces beginning this December 12. I invite you to join me in the Cathedral of St. Francis of Assisi, Metuchen as we set out together on a journey of faith. I commend to your prayers this entire spiritual project; that every heart and soul of our diocese be deeply touched anew by the tender love of God, through the love of a Mother, who does not rest until everyone is home.

Please keep me in your continual prayers. I carry you always in my heart and feel so blessed that we are on this journey together. Know of my love for you and my prayers!

The Most Reverend James F. Checchio, JCD, MBA
Bishop of Metuchen

 


El Obispo anuncia una renovación espiritual en la diócesis por medio de una consagración a María 
Estimados hermanos y hermanos en Cristo, 
Les escribo con una gran alegría.  Últimamente, como ya saben, la mayoría de mis comunicados han sido respuestas y noticias necesarias ante las tantas revelaciones tristes y trágicas relacionadas al abuso sexual.  Verdaderamente, tenemos que continuar siendo vigilantes para asegurarnos que jamás se repitan estos eventos tan dolorosos.  El abuso sexual de cualquiera y el encubrimiento por los obispos va definitivamente en contra del Evangelio de Jesucristo.  Permanezco comprometido para hacer todo lo necesario para tener un ambiente lo más seguro posible para que la proclamación del Evangelio continúe.  Nuestras palabras y acciones deben de ir mano a mano para una renovación genuina. 
Sin embargo, hoy les anuncio la renovación espiritual de toda la diócesis que he discernido es critica y necesaria para caminar juntos a la luz de Dios. Cuando llegue por primera vez dos años atrás, me propuse llegar a conocerlos lo antes posible.  En mi primer año, pude visitar todas las 90 parroquias, a veces más de una vez.  También visite las escuelas, Caridades Católicas, asilos, prisiones y nuestro hospital.  Estuve compartiendo con nuestro clero, también.  Durante las reuniones de los decanatos con nuestros sacerdotes, empecé a escuchar un tema recurrente que lo resumo en la necesidad de una renovación.  Sentí que la necesidad más urgente de la gente y sacerdotes era un deseo por “más”.  Como cristianos el “más” que anhelamos es una unión más  grande con Dios, y una amistad más  profunda con Cristo.  Anhelamos estar reunidos con el Dios quien nos creo.  Por supuesto, el camino que nos guía a esa unión es nuestro compromiso a descubrir más y más  quién es Dios, y no solamente conocerlo, pero también crecer y profundizar en nuestra amistad personal con su Hijo, nuestro Señor Jesucristo.  Al final, nuestra relación con el Señor Jesús es un compromiso de toda la vida.  En este acuerdo, somos llamados correctamente ¨discipulos¨. Hoy nos referimos frecuentemente a nuestra vocación común como “discípulos misioneros¨, amigos de Cristo quienes comparten su amor con otros a quienes encontramos….familia, amigos, extraños. 
No hay mejor guía o intercesora para ayudarnos en esta jornada del discipulado que la Virgen María.  Fue a través de la Virgen María que Jesús vino al mundo por primera vez. Desde los primeros tiempos ha sido el instinto de la Iglesia dirigirse a la Virgen María para poder descubrir a Cristo y hacer lo que Él diga.  Teniendo en cuenta las necesidades de nuestra diócesis, he discernido que nuestro despertar en la renovación y profundización de nuestra relación con Cristo la pongamos en las manos de María.  He escogido su titulo de Nuestra Señora de Guadalupe, ya que se apareció en 1531 en el hemisferio occidental en México, cuando la mayor parte del territorio de los Estados Unidos era parte de la Nueva España, cuando Texas y California eran parte de México.  Entonces, María no se apareció solamente en México, se apareció en los Estados Unidos, también.  Su presencia en esos tiempos fue el catalizador de una conversión increíble.  En los diez años siguientes, nueve millones de nativos aceptaron a Jesucristo.  Hoy en dia, la imagen de sí misma que nos dejó continúa inspirando muchas conversiones, sanaciones y milagros.  El Papa San Juan Pablo II ha nombrado a Nuestra Señora de Guadalupe, la “Estrella de la Nueva Evangelización” y la “Patrona de las Américas.”  ¡Necesitamos en estos tiempos en nuestra diócesis, una intervención supernatural y una renovación de nuestro compromiso con Cristo!
Con el deseo que la diócesis entera pueda entrar en un periodo intenso de renovación espiritual, estoy dirigiendo que este nuevo año, iniciándose el 12 de diciembre, 2018 y concluyendo el 12 de diciembre, 2019, sea un tiempo de preparación para una consagración a Jesús, por medio de la poderosa intercesión de Nuestra Señora de Guadalupe.  Consagrare a nuestra diócesis el 12 de diciembre, 2019 a Nuestra Señora de Guadalupe con una expectativa en particular; simplemente, que después de haber sido despertados y renovados en la fe, que los corazones de todos los fieles en nuestras parroquias se enciendan en fuego por su Hijo, Jesucristo.  Y al hacerlo, que una nueva gran ola de evangelización brote de nuestras parroquias e instituciones.  Estoy personalmente invitando a cada persona en nuestra diócesis a emprender la jornada con una nueva esperanza y expectativa.  Dios quiere hacer grandes cosas con nosotros y a través de nosotros.  Como escribí en mi carta pastoral Encendiendo el Fuego en los Corazones de Nuestro Mundo, “Quiero que seamos ignición para que prendamos fuego por el Espíritu Santo.”
Estoy totalmente convencido que sin confiarnos en el poder sobrenatural de la gracia de Dios, el camino que Nuestra Señora nos muestra y que encarna, no podremos enfrentar los retos de nuestros tiempos.  Sin embargo, con la gracia de Dios y con corazones abiertos, nuestras vidas, nuestras familias, nuestras iglesias, nuestra diócesis se convertirá verdaderamente en una farol de esperanza:  Seremos sal y luz, la ciudad en la cima de la montaña. 
Mientras que nos preparamos durante este tiempo intenso de preparación para una consagración personal y comunitaria, tendrán muchas oportunidades para aprender y descubrir más.  Cada parroquia tendrá un “embajador/a” para ayudar al párroco a comunicar los mensajes y oportunidades que los ayudaran en este proceso espiritual.  También habrán eventos regionales y diocesanos que nos impulsaran a ofrecernos más completamente a Jesús por medio de María.  Es mi esperanza que nuestra preparación sea marcada con un incremento en la oración, personal y comunitaria, junto con tiempos de Adoración del Santísimo Sacramento, predicación, enseñanza y oportunidades más frecuentes al sacramento de la Reconciliación. 
Los urjo a que estén al tanto de los comunicados en las siguientes semanas que la diócesis se prepara a inaugurar este año de gracias renovadas comenzando el 12 de diciembre.  Los invito a que me acompañen en la Catedral de San Francisco de Asís, Metuchen, cuando iniciaremos juntos esta jornada de fe.  Les confío en sus oraciones este proyecto espiritual; que cada corazón y alma en nuestra diócesis sea tocada y renovada por el compasivo amor de Dios, por medio del amor de una Madre, quien nunca descansa hasta que todos estén en casa. 
Por favor cuento con sus oraciones constantes, los llevo siempre en mi corazón y me siento bendecido de juntos compartir esta jornada.  ¡Sepan de mi amor por ustedes y cuenten con mis oraciones!
Reverendísimo James F. Checchio, JCD, MBA
Obispo de Metuchen

El Obispo anuncia una renovación espiritual en la diócesis por medio de una consagración a María 

Estimados hermanos y hermanos en Cristo, 

Les escribo con una gran alegría.  Últimamente, como ya saben, la mayoría de mis comunicados han sido respuestas y noticias necesarias ante las tantas revelaciones tristes y trágicas relacionadas al abuso sexual.  Verdaderamente, tenemos que continuar siendo vigilantes para asegurarnos que jamás se repitan estos eventos tan dolorosos.  El abuso sexual de cualquiera y el encubrimiento por los obispos va definitivamente en contra del Evangelio de Jesucristo.  Permanezco comprometido para hacer todo lo necesario para tener un ambiente lo más seguro posible para que la proclamación del Evangelio continúe.  Nuestras palabras y acciones deben de ir mano a mano para una renovación genuina. 

Sin embargo, hoy les anuncio la renovación espiritual de toda la diócesis que he discernido es critica y necesaria para caminar juntos a la luz de Dios. Cuando llegue por primera vez dos años atrás, me propuse llegar a conocerlos lo antes posible.  En mi primer año, pude visitar todas las 90 parroquias, a veces más de una vez.  También visite las escuelas, Caridades Católicas, asilos, prisiones y nuestro hospital.  Estuve compartiendo con nuestro clero, también.  Durante las reuniones de los decanatos con nuestros sacerdotes, empecé a escuchar un tema recurrente que lo resumo en la necesidad de una renovación.  Sentí que la necesidad más urgente de la gente y sacerdotes era un deseo por “más”.  Como cristianos el “más” que anhelamos es una unión más  grande con Dios, y una amistad más  profunda con Cristo.  Anhelamos estar reunidos con el Dios quien nos creo.  Por supuesto, el camino que nos guía a esa unión es nuestro compromiso a descubrir más y más  quién es Dios, y no solamente conocerlo, pero también crecer y profundizar en nuestra amistad personal con su Hijo, nuestro Señor Jesucristo.  Al final, nuestra relación con el Señor Jesús es un compromiso de toda la vida.  En este acuerdo, somos llamados correctamente ¨discipulos¨. Hoy nos referimos frecuentemente a nuestra vocación común como “discípulos misioneros¨, amigos de Cristo quienes comparten su amor con otros a quienes encontramos….familia, amigos, extraños. 

No hay mejor guía o intercesora para ayudarnos en esta jornada del discipulado que la Virgen María.  Fue a través de la Virgen María que Jesús vino al mundo por primera vez. Desde los primeros tiempos ha sido el instinto de la Iglesia dirigirse a la Virgen María para poder descubrir a Cristo y hacer lo que Él diga.  Teniendo en cuenta las necesidades de nuestra diócesis, he discernido que nuestro despertar en la renovación y profundización de nuestra relación con Cristo la pongamos en las manos de María.  He escogido su titulo de Nuestra Señora de Guadalupe, ya que se apareció en 1531 en el hemisferio occidental en México, cuando la mayor parte del territorio de los Estados Unidos era parte de la Nueva España, cuando Texas y California eran parte de México.  Entonces, María no se apareció solamente en México, se apareció en los Estados Unidos, también.  Su presencia en esos tiempos fue el catalizador de una conversión increíble.  En los diez años siguientes, nueve millones de nativos aceptaron a Jesucristo.  Hoy en dia, la imagen de sí misma que nos dejó continúa inspirando muchas conversiones, sanaciones y milagros.  El Papa San Juan Pablo II ha nombrado a Nuestra Señora de Guadalupe, la “Estrella de la Nueva Evangelización” y la “Patrona de las Américas.”  ¡Necesitamos en estos tiempos en nuestra diócesis, una intervención supernatural y una renovación de nuestro compromiso con Cristo!

Con el deseo que la diócesis entera pueda entrar en un periodo intenso de renovación espiritual, estoy dirigiendo que este nuevo año, iniciándose el 12 de diciembre, 2018 y concluyendo el 12 de diciembre, 2019, sea un tiempo de preparación para una consagración a Jesús, por medio de la poderosa intercesión de Nuestra Señora de Guadalupe.  Consagrare a nuestra diócesis el 12 de diciembre, 2019 a Nuestra Señora de Guadalupe con una expectativa en particular; simplemente, que después de haber sido despertados y renovados en la fe, que los corazones de todos los fieles en nuestras parroquias se enciendan en fuego por su Hijo, Jesucristo.  Y al hacerlo, que una nueva gran ola de evangelización brote de nuestras parroquias e instituciones.  Estoy personalmente invitando a cada persona en nuestra diócesis a emprender la jornada con una nueva esperanza y expectativa.  Dios quiere hacer grandes cosas con nosotros y a través de nosotros.  Como escribí en mi carta pastoral Encendiendo el Fuego en los Corazones de Nuestro Mundo, “Quiero que seamos ignición para que prendamos fuego por el Espíritu Santo.”

Estoy totalmente convencido que sin confiarnos en el poder sobrenatural de la gracia de Dios, el camino que Nuestra Señora nos muestra y que encarna, no podremos enfrentar los retos de nuestros tiempos.  Sin embargo, con la gracia de Dios y con corazones abiertos, nuestras vidas, nuestras familias, nuestras iglesias, nuestra diócesis se convertirá verdaderamente en una farol de esperanza:  Seremos sal y luz, la ciudad en la cima de la montaña. 

Mientras que nos preparamos durante este tiempo intenso de preparación para una consagración personal y comunitaria, tendrán muchas oportunidades para aprender y descubrir más.  Cada parroquia tendrá un “embajador/a” para ayudar al párroco a comunicar los mensajes y oportunidades que los ayudaran en este proceso espiritual.  También habrán eventos regionales y diocesanos que nos impulsaran a ofrecernos más completamente a Jesús por medio de María.  Es mi esperanza que nuestra preparación sea marcada con un incremento en la oración, personal y comunitaria, junto con tiempos de Adoración del Santísimo Sacramento, predicación, enseñanza y oportunidades más frecuentes al sacramento de la Reconciliación. 

Los urjo a que estén al tanto de los comunicados en las siguientes semanas que la diócesis se prepara a inaugurar este año de gracias renovadas comenzando el 12 de diciembre.  Los invito a que me acompañen en la Catedral de San Francisco de Asís, Metuchen, cuando iniciaremos juntos esta jornada de fe.  Les confío en sus oraciones este proyecto espiritual; que cada corazón y alma en nuestra diócesis sea tocada y renovada por el compasivo amor de Dios, por medio del amor de una Madre, quien nunca descansa hasta que todos estén en casa. 

Por favor cuento con sus oraciones constantes, los llevo siempre en mi corazón y me siento bendecido de juntos compartir esta jornada.  ¡Sepan de mi amor por ustedes y cuenten con mis oraciones!

Reverendísimo James F. Checchio, JCD, MBA
Obispo de Metuchen

2019 Mardi Gras

   Save the date

   Friday, March 1, 2019 

   Holly Hedge  - Solebury, PA

ITEMS NEEDED - IN BOLD TYPE

Bags - Plastic & Paper

Paper towels

Toliet paper

Moist Wipes

Detergent - Laundry,   Dish

Laundry Bags

Soap - Hand, bath, Shower gel, all types - Liguid

Shampoo

Deodorant

Eye Mascara

Razors

Diapers - Large (3, 4, 5, 6)

Adult incontence Products - Men and Women

Feminine Hygiene Products

Toothpaste

Toothbrushes

Dental Floss

Chap Stick or Lip Gloss

Gum or Mints

 

Baby Food

Cake Mixes

Cereal - Hot and Cold

Milk - Boxed, non-refrigerated

Cooking oil

Fresh Potatoes

Macaroni & Cheese

Oatmeal

Rice

Rice-a-Roni

Pasta

Canned - Chili, Corn, Creamed Corn, Fruit, Macaroni, Meats - Chicken, Hams, Peaches, Peas Potatoes, Ravioli, Spaghetti, Tomatoes, Carrots, Vegetables

Soup - Canned Chicken Noodle, Cream of Chicken, Cream of Mushroom, Lentil, Potato, Tomato, Split pea, Vegetable

Chicken Broth

Crackers

Frozen meat

Frozen fish

Tuna

Beans - all types, bags, Cans, Black, Cannellini, Garbanzo, White

Baked beans

Peanut Butter

Jelly

Syrup

Snacks - Cookies

Popcorn

Flour

Sugar

Pancake/Waffle Mix

Jell-o
 
Mayonnaise
 
Catsup
 
Mustard
 
Tomato paste
 
Tomato sauce - cans, jars
 
Sloppy Joe Mix - Canned, Envelope
 
Fruit juice

Join Bishop James F. Checchio
for a Eucharistic Holy Hour
to pray for victims of clergy sexual abuse
August 29, 2018 • 7 p.m.
Cathedral of St. Francis of Assisi
548 Main Street • Metuchen NJ 08840


“It is essential that we, as a Church, be able to acknowledge and condemn, with sorrow and shame, the atrocities
perpetrated by consecrated persons, clerics, and all those entrusted with the mission of watching over and caring
for those most vulnerable. Let us beg forgiveness for our own sins and the sins of others. An awareness of sin helps
us to acknowledge the errors, the crimes and the wounds caused in the past and allows us, in the present, to be
more open and committed along a journey of renewed conversion.”
– Letter of His Holiness Pope Francis to the People of God 

This Eucharistic Holy Hour will take place August 29, 2018 at 7 pm at
the Cathedral of St. Francis in Metuchen

Monstrance

Saturdays at Six

A Concert of

Anglo-American Choral Classics

Given by The Choir of

The Church of the Epiphany, Washington, DC

With music by WIlliam Byrd, Herbert Howells, C. H. H. Parry,

Leo Sowerby, Gerre Hancock and others

This concert is presented at the end of Saturday evening's Mass, at which the Epiphany choir will also sing.

Saturday 16th June 2018 at 6:00pm

St. John the Evangelist Roman Catholic Church

44 Bridge Street, Lambertville, NJ 08530

(609)-397-3350

For Flyer with this information click here.

The Holy Spirit came upon the Apostles in Jerusalem on that First Pentecost.

 holylandboys

With the Grace and Gifts of the Holy Spirit the message of the Good News of Jesus Christ has spread too many areas of the world. The message is still be shared by Christians in many ways to others each day around the world.  

Click Here to watch a video of how our Christian message of Love of others is still being shared in Jerusalem today.

 

 Monday & Tuesday, March 5 & 6, 2018 @ 7:00pm

 

The Woman at the Well

 

An Encounter With Jesus Christ

Parish Lenten Retreat

with

Rev. James F. Considine

Monday, March 5, 2018 @ 7:00pm

Tuesday, March 6, 2018 @ 7:00pm

 

 

St. John the Evangelist Church

44 Bridge Street

Lambertville, NJ 08530

To watch Bishop Checchio's video of the BAA request Click Here.

 

Letter from Bishop James F. Checchio

Dear Brothers and Sisters in Christ,

Lighting a Fire in the Heart of Our WorldYou and I are privileged to be called to carry out the very work of Jesus.  What an honor for us to join the long line of people going back 2,000 years who have been doing this since the time of the Apostles!  Thanks be to God for the faithfulness of so many generations of people between the Apostles and us!  Now it is our time to continue the work of evangelization.  Through the ministries and services of our Diocese, we strive to light a fire in the heart of our world, here in this beautiful part of New Jersey.  Let us strive together to kindle the fire of Christ within us, so that we can share this beautiful light with others.  Our neighborhoods and homes, our parishes and schools, our hospitals and social agencies—everywhere that we go is affected by the faith and Christian values we have and give witness to through our actions; and how our world needs this now!  Thank you for all that you do in the work of evangelization, passing on the faith entrusted to us by our Lord Himself.

It is because of the faithful generosity of people like you that the Diocese of Metuchen has been able to build up programs and organizations that have served our Church and society so well through the years.  We have reorganized these ministries this past year and were able to cut down our overhead.  The increased generosity of our faithful helped us to balance our budget last year too!  Thank you!  Even though I am told that our Mass count for last year increased by 3,000 souls over the previous year (what a blessing!), the challenging times in which we live call us to double down in our evangelization efforts to spread the faith to new believers and bring back others who have drifted away from us.  Likewise, new ways of keeping our youth involved in the Church are a priority for the upcoming year.  Gratefully, our number of seminarians has increased to 19, the most we have had in many years, so we need more help with the increased costs of this blessing too!  The ministries and new initiatives high-lighted in the enclosed brochure are just some of the ways we are working to bring Christ’s saving message to all people and we need your continued support of the Bishop’s Annual Appeal to embark upon this new chapter of evangelization.

We need the help of every household in our efforts!  Please help today!  Would you prayerfully consider making a sacrificial gift, knowing that we are cooperating with the grace of the Holy Spirit and Lighting a Fire in the Heart of our World.

With renewed best wishes, I remain 

Yours in Christ,                                                                   

Most Reverend James F. Checchio, JCD, MBA
Bishop of Metuchen

Visit Seeds to Sew at

16 Seminary Ave -

Call or email for more information: info@seedstosew.org • 609-564-0441

Purchase reuseable gift bags and many other items.  Your purchase will help support families in Kenya.  You will also help our enviornment by wraping in a reuseable multipurpose bag.

You can also volunteer or host an event = We can customize the length of the presentation, as well as contents, to fit any age group.

You can also purchase online.  http://www.seedstosew.org/

Enkiteng BagsEnkisoma-bracelets

Magoto-Ellyn-and-MercyMagoto animals

 

 

Page 1 of 11
You are here:Latest News

© 2012 St. John the Evangelist Catholic Church | Site Map

Web Design, Development, SEO